EVALUACIÓN DEL ESTADO NUTRICIONAL DE RECIÉN NACIDOS CON LABIO FISURADO Y PALADAR HENDIDO QUE ACUDEN A LA FUNDACIÓNOPERACIÓN SONRISA

  • GIOVANNA PESSOLANI
  • ROSANNA BAREIRO
  • KERSTIN WILLMS
Palabras clave: paladar hendido, desnutrición, evaluación nutricional

Resumen

El paladar hendido o “fisura palatina” es una apertura del techo de la boca en la cual ambos lados no están unidos. Ya que el labio y el paladar se desarrollan por separado, es posible encontrar bebés con labio hendido, paladar hendido, o variaciones de ambos. La apertura en el labio superior puede ser unilateral o bilateral. El lado izquierdo se encuentra con una frecuencia dos veces mayor al del lado derecho.   Incidencia: Es uno de los defectos al nacimiento más comunes y las estadísticas internacionales calculan que afecta a uno de cada 750 recién nacidos.  Sexo: Es mucho más frecuente el labio hendido o labio y paladar hendidos en el sexo masculino, mientras que el paladar hendido aislado es más frecuente en el sexo femenino. La complicación más frecuente en los bebés que nacen sólo con labio hendido y paladar hendido es la alimentación, ya que la abertura del paladar hace difícil que el niño pueda succionar. La alimentación directa es imposible, pero la leche materna se le puede dar al niño, con técnicas y aparatos adecuados. Debido a que estos recién nacidos no pueden alimentarse adecuadamente por la poca fuerza de succión que poseen y otros factores derivados de la malformación que cada uno tenga, se ha detectado que estos niños se desnutren con facilidad, aumentando el riesgo de padecer infecciones gastrointestinales o respiratorias y en algunas ocasiones la muerte. En este sentido, la especialista exhorta a los padres de niños con este problema, a que se acerquen a las clínicas e instituciones multidisciplinarias para aprender no sólo a darle una adecuada alimentación, sino también para que reciban la atención medica necesaria.

Publicado
2017-11-07
Sección
Área Salud